La arquitectura como metáfora

¿La metáfora, puede ser algo más que una palabra? Si: también un edificio.

La metáfora siempre ha estado presente en la arquitectura.

En el artículo anterior, vimos que «la metáfora establece una relación entre realidades distintas y facilita la comprensión de nuevos objetos, formas e ideas».

La arquitectura, como la escritura, construye un discurso: es metáfora y representación simbólica de la construcción del mundo. La forma arquitectónica adquiere un significado diferente al convencional y se convierte en una metáfora, no de la forma, sino de las leyes que le dan forma.

En realidad, la arquitectura es la metáfora de la interpretación que el hombre, en cada época, hace del universo, la metáfora de su concepción del mundo. La arquitectura no es espacio, sino la metáfora de ese espacio, el arte de delimitar ese espacio. Solo tenemos que asomarnos al Panteón de Roma para comprobarlo.

El hombre realiza su primera vivienda como una metáfora de su modo de vida. Adopta metáforas del mundo que le rodea para construir: en la arquitectura griega, las columnas sustentantes surgen como metáforas de los troncos de los árboles y los capiteles incorporan elementos vegetales sobre estas columnas–fustes, que recuerdan las hojas de los árboles.

Dice el arquitecto y crítico italiano Antonio Monestirolli que «la arquitectura es la metáfora de su propia construcción», del espacio, de la memoria, metáfora de la realidad.

Cada época tiene su propia concepción espacial. El Renacimiento sitúa al hombre en el centro de su concepción del universo, la Edad Media es teocéntrica y el Barroco tiene una visión excéntrica, coperniquiana, deformada. La arquitectura de cada época se adapta a los valores del tiempo, es la metáfora de la construcción de un orden, el orden que construye el universo de cada momento.

Tenemos un bello ejemplo de la arquitectura como metáfora del espacio en una obra que el arquitecto argentino Emilio Ambasz construye en 2006 en Andalucía, en la sierra sevillana. La Casa del retiro espiritual, una fábula escondida tras unos muros. Esos dos muros que forman su esqueleto son una metáfora bellísima y ambigua de la casa andaluza.

Los edificios que forman una ciudad son un almacén de memoria que convierten a la arquitectura como una metáfora de la memoria. También es una metáfora de la memoria el Museo Judío de Berlín, de Daniel Libeskind, una obra llena de simbolismo, metáfora de la memoria de lo acaecido al pueblo judío.

 La arquitectura metafórica

El significado de la arquitectura estuvo muy presente en la crisis del Movimiento Moderno. Como medio para recuperar la relación de la arquitectura con la sociedad, los aspectos semánticos adquirieron importancia en el debate sobre la continuidad y la vigencia de los postulados de la arquitectura moderna.

Se propició así el uso de la metáfora en las propuestas críticas a la arquitectura moderna ortodoxa. En esta época era habitual el uso del término metáfora en los debates y artículos de arquitectura.

Este debate dio lugar a la aparición en Europa de un movimiento arquitectónico llamado Arquitectura metafórica, caracterizado por el uso de la analogía y la metáfora como guía para el diseño de los edificios. Este movimiento declinó cuando concluyó el debate sobre el Movimiento Moderno y el interés por el estudio de la semántica de la arquitectura.

Algunos de los edificios más conocidos de esta arquitectura metafórica son la Casa de la Ópera de Sídney, de Jorn Utzon o la Terminal de la TWA de Nueva York, de Eero Saarinen

 

¿Qué opinan los grandes arquitectos sobre la metáfora arquitectónica?

Para Robert Venturi la metáfora es un recurso con capacidad para persuadir y recrear, renovando sistemáticamente la arquitectura.

Charles Jencks considera la metáfora como un procedimiento semántico esencial de la arquitectura cuya recuperación supone un rasgo diferencial de la arquitectura posmoderna.

Para Aldo Rossi, la metáfora es una manera de materializar las relaciones analógicas que constituyen su propuesta para proyectar una arquitectura de racionalismo exaltado frente a un racionalismo convencional.

Peter Eisenman utiliza el lenguaje arquitectónico como metáfora. La valora porque inventa otras arquitecturas diferentes a las preconcebidas.

Rafael Moneo; la utiliza para contraponerse al determinismo, como instrumento de innovación de la forma arquitectónica que construye una dinámica entre la contingencia y la necesidad.

Para Frank Gehry supone un procedimiento creativo y subjetivo con el que enfrentarse, tanto a la arquitectura moderna como a la posmoderna, con una arquitectura nueva y abierta a referencias inusuales.

La metáfora construye poesía

¿Acaso no es poesía la Casa de retiro espiritual?

El proceso creativo se beneficia de la metáfora que lo abre a nuevas relaciones y establece relaciones conceptuales. Quien contempla una obra arquitectónica, la examina de otra manera y lo que ve le induce a reflexionar. De este modo la arquitectura adquiere trascendencia, se ve como algo más que una construcción.

La metáfora en la arquitectura actual

El lenguaje de la época electrónica en que vivimos es cada vez más metafórico, menos asertivo. Los mensajes que nos llegan a través de la publicidad venden una utopía, la forma y la función se dan por descontado.

Actualmente, no se considera buena arquitectura el edificio funcional, sólido y utilitario. La buena arquitectura debe ir más allá, ser evocativa y comunicar una idea. En los ejemplos anteriores, el dramatismo del edificio de Libeskind habla del drama del holocausto, Ambasz y la poesía de su casa, de la relación del hombre con la naturaleza.

FUENTES:

Freixas, Margarita: «Una aportación a un diccionario histórico de lenguajes de especialidad: el léxico metafórico de tres tratados arquitectónicos del Renacimiento español (1526-1582)», Revista de Lexicografía, XV. La Coruña, 2009.

Forty, Adrian: A vocabulary of Modern Architecture, Thames & Hudson, Londres, 2000.

Rodrigues Fernándes, Ángela Teresa: La metáfora. Herramienta característica de renovación arquitectónica tras el movimiento moderno. Universidad Politécnica de Madrid.

Antonio Monestirolli: La Metopa ed il Triglifo,  Nove Lezioni di Architettura, Edizioni Laterza, Tarento, 2002

Antoniades, Anthony: Poetic of Architecture: Theory of Design, Van Nostrand Reinhold, Nueva York, 1990.

Calderoni, Alberto: Appunti dal visibile. Università dagli Sudi di Napoli

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *